Inicio Ver Documental Oportunidades Colegios Novedades Entrevista Destacada Contacto

Quiénes somos
ronda

Educación Inclusiva ONG es una simple asociación civil cuyo objeto es la promoción de la plena inclusión escolar y social de niños con discapacidad, y la inclusión laboral y social de adultos con discapacidad. Nos centramos en la escuela, tierra fresca y fértil para sembrar la semilla de la “inclusión”.

Nuestro trabajo comenzó hacia el año 2009, luego de un muy largo –y doloroso- recorrido por colegios privados de educación normal, en búsqueda de una vacante para jardín con proyección a primaria, de un chiquito de 1 año con síndrome de Down. Fue grande el desgaste ante la escasez de oportunidades: largas listas de espera en los pocos colegios que admiten estos alumnos, aunque se hiciera con debida anticipación.

Pero mucho mayor aun fue el aliento, el entusiasmo y hasta el pedido de los pocos directores y docentes de escuelas comunes que ya se animaban a la aventura de la educación inclusiva, de que lleváramos su experiencia a colegios nuevos. “Hay que contagiar”, nos dijeron, “y no sólo por el chico con discapacidad, sino por sus compañeros y toda la comunidad; todos aprenden más y mejor”.

Esta exhortación nos impulsó a indagar sobre las condiciones y los pasos para llevar adelante la educación inclusiva en los colegios normales y las ventajas que acarrea para la inclusión en la vida adulta. El primer fruto de esta investigación fue película documental intitulada "Oportunidades" , auspiciada por UNICEF, la Orden de Malta y la Organización Mundial de la Salud, y declarada de interés social por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Los testimonios y las experiencias recogidas nos convencieron de que todos los colegios están en condiciones de incluir a chicos con discapacidades. Sólo hacen falta voluntad y preparación. Y en eso hemos puesto manos a la obra.



Nuestra misión y visión

Como ONG creada por profesionales y familiares de niños con alguna discapacidad, vivimos y miramos la discapacidad como una realidad diversa, rica, e inspiradora. Tomamos a la discapacidad como una oportunidad para aprender sobre nosotros, sobre los demás, y especialmente sobre la convivencia y el respeto, para brindar lugar al aporte que cada persona pueda hacer en su comunidad.

Pensamos que todos merecen tener su oportunidad de participar, trabajar, estudiar, practicar deportes y desarrollar una vida social y familiar plena; y creemos que todo comienza en la familia y en la escuela. Así, invocando la especial protección de Dios, nos nucleamos para llevar la experiencia de la inclusión educativa a jardines, colegios y escuelas de educación normal que todavía no admiten chicos con discapacidad. Para que se sumen al desafío de compartir su vida, su amistad, su tiempo, su aula, y sus intereses con todos los chicos que irían a ese colegio si se respetara el derecho constitucional a la educación no segregada.